viernes, 8 de febrero de 2013

En ocasiones uno no sabe que escribir, que leer, si nos apetece dar un paseo o ver una buena película. A veces, uno, es un alma perdida en la madrugada, un caos que rota alrededor de tu cerbro como si fuesen elctrones rodeando un nucleo. En ocasiones, uno no desea escribir na nada en concreto, solamente, tiene la necesidad de contar algor, dejar fluir su alma inquieta, sin preocuparle lo más mínimo si aquello que realiza es útil. Algunas veces, queremos abarcarlo todo y nada al mismo tiempo. En ocasiones, uno desearía que la vida dejase der ser un ensayo y se volviese un poema indescriptible. O almenos, ese es el sentimento o la emoción que rige mi cuerpo y mi vida en este momento.  

DON QUIJANO O LA SACRA LOCURA

Hablas acicaladas entre bellos anhelos, mutan en nanas arias en mis tímpanos hinchiendo mi alma de beatos deseos, emborrachándome...