miércoles, 8 de mayo de 2013

Mi Mirada Tierna se Alimenta de Ti

Mis pies acarician tu noble rostro,
pues la vida se dejó en el olvido,
la idea lúcida de darme manos,
y aunque nunca pilote un Fórmula 1
siempre seré tu más fiel hermano.
Tengo Voz para narrarte con franqueza,
todas aquellas cosas que nos unen,
siendo el tiovivo al que siempre suben,
cada buen acto, cada hermosa experiencia.
Todas ellas son dones divinos,
regalos de un cielo generoso,
sólo con apartar la viga de nuestros ojos,
dejaremos de ser esos ciegos,
que se niegan a ver la bondad humana.
Y entonces, bailaremos la danza,
destinada a los ángeles puros,
equilibraremos aquella balanza,
que hirió la vida, al negarme brazos.
Mi mirada tierna, se alimenta de ti,
de tus actos puros, sacia su saber,
cada día trata de esquivar al pecado,
viendo en la superación, su cura,
pues no creo que halla mares,
que no puedan ser conquistados,
guerras que no sean esquivadas,
la felicidad es un don sin barreras,
para aquellos que se creen agraciados.
¡No lo ves!, ¡Abre los ojos!
Si te mutases en mis manos,
la lucidez emergería entre nosotros.
Juntos descubriríamos El Nirvana,
El Paraíso, o conquistaríamos,
El Cielo Divino,
El Trono de Dios,
El Cetro de la vida,
El Santo Milagro.
Daremos ejemplo al mundo,
sin acariciar las llamas
que rodean la avaricia.
Puede que nunca coja los mandos,
de la consola que domina
la moda que marcan los mercados,
pero en mi corazón llevo la vacuna,
que alivia la tragedia del desdichado.
 J. SERGIO GONZÁLEZ
jueves, 01 de diciembre de 2011

DON QUIJANO O LA SACRA LOCURA

Hablas acicaladas entre bellos anhelos, mutan en nanas arias en mis tímpanos hinchiendo mi alma de beatos deseos, emborrachándome...