sábado, 22 de junio de 2013

EROTISMO


CAMISÓN DE SEDA



Te imagino envuelta en un camisón de seda,
como un velo colgado de tus finos hombros,
que abraza tu lindeza como una suave pluma.
Entonces el sudor abre paso entre mis poros,
mi ánima de ti entre duras lástimas se encela.
Sales al balcón como una hermosa vampiresa,
que desea conquistar el amor de las tinieblas,
el hálito hace que tu melena baile con gracia,
a la conquista venenosa de las almas perdidas.
Detrás de tu fino envoltorio de tímida seda,
se esconde la escultura destinada al recuerdo,
un relato de amor, digno de una bella novela,
sobre la más hermosa dama que ha caminado,
sobre la faz de esta tierra abatida y condenada.
Que no se me rompa este sueño de fino esmalte,
pues alimenta con felicidad a mis sentimientos,
me ayuda a librarme de ese degradante desenlace,
que convierte mi vida en un océano de lamentos.
Deja que te bese los pies como señal de amor,
como un vampiro postrado ante su diablesa,
que sean mis labios los que te besen con candor,
y de esta forma mi alma no será una triste presa
esperando la bendición de un ángel salvador.
Rompe con gracia esta extraña muralla ardiente,
esa pintura de orgullo que nos separa sin piedad,
pues no hay peor tortura en este agónico paisaje,
que pudiendo vivir a tu lado, divagar en soledad.

DON QUIJANO O LA SACRA LOCURA

Hablas acicaladas entre bellos anhelos, mutan en nanas arias en mis tímpanos hinchiendo mi alma de beatos deseos, emborrachándome...