miércoles, 12 de junio de 2013

POESÍA



TIERRA SACRA

Sueño con una felicidad ajardinada,
un Edén lleno de sanas intenciones,
donde es posible la utopía añorada,
por unas sociedades más relucientes.

Los frutales dan un cariñoso cobijo,
a las almas desgastadas por la pena,
su fruta anónima reparte alimento,
al ánima que le degusta la sustancia.

A su vera reina una armonía orquestal,
la paz conquista las almas pecaminosas,
en buscan del perdón de un padre amor,
que gobierna ansiado el Imperio Celestial.

Sueño con pasillos de Tierra Sacra,
con esa vida prometida por Jehová,
a través de los versículos venerados,
por aquellos elegidos para la integridad.

Una planta bella como jamás he visto,
oculta el don de la suspirada eternidad,
su perfume cura de la triste vergüenza,
con la que fue deshonrada la humanidad.

Ser limpiados por su espíritu reconciliador,
es la fantasía que circula por la imaginación,
de este humilde hombre de buen corazón,
cuya meta es licenciarse en la santa inclinación.

J. Sergio González Rodríguez
martes, 25 de enero de 2011

DON QUIJANO O LA SACRA LOCURA

Hablas acicaladas entre bellos anhelos, mutan en nanas arias en mis tímpanos hinchiendo mi alma de beatos deseos, emborrachándome...