sábado, 31 de agosto de 2013

SABOR A CENIZA


El infierno invade tierra gallega,
como un ejército descorazonado.
Pontevedra es una triste hoguera,
Marcón, Bora, Tenorio, Mosteiro,
entre llantos se están consumiendo.
El Diablo de este pavoroso espanto,
con olor a azufre y sabor a ceniza
purgará en las hogueras del Infierno.
¡Dime, pirómano!, ¿Qué has logrado?
Robar vidas valiosas como amaneceres
sembrar el odiado terror por la aldea,
matar fauna y abrasar flora con dolor
causar pavor en los poblados limítrofes.
Vidas arruinadas por la tragedia humana
familias despedazadas sin la misericordia,
de unos santos que miran para otro lado,
quemándoles todas sus ilusiones florecientes,
humildes espíritus sentenciados al llanto.
¡Renuncio a tu persona como un igual mío,
pues tu alma es un agujero negro,
que contamina a todo aquel que se acerque.
¡Eh, aquí mi protesta!
Que tus huesos se vuelvan agrio veneno,
en una celda oscura, por tu forma de actuar.
Por tu culpa, Galicia arde,
no olvides tu actuación, egoísta ciudadano.

DON QUIJANO O LA SACRA LOCURA

Hablas acicaladas entre bellos anhelos, mutan en nanas arias en mis tímpanos hinchiendo mi alma de beatos deseos, emborrachándome...