martes, 13 de agosto de 2013

SOY MENDIGO (Libro "LA VIDA ES BELLA")


Dura vida,
pobre de mí,
que mal vivo,
gracias a ti.

Pobre nací,
mendigo crecí.
¡Ay, Virgencita mía,
que será de mí!

Tú ofreces consuelo,
tú predicas humildad,
por eso a ti te digo,
Virgencita, ten piedad por mí.

 Solo recorro la ciudad
en busca de la generosidad
de algún humilde ciudadano
que comprenda mi necesidad.

 Diamante,
plata,
oro,
busca el moro.

Comida,
amor
y abrigo
es lo que yo pido.

 Pues este pobre ser,
no busca otra cosa,
que la sensación maravillosa
de hacerse querer.

 Junto a un basurero como
en un banco duermo,
ya sea en el verano
como en las frías noches de Invierno.

 ¡Ay, Virgencita!
No te olvides de mí,
pues tú sabes lo duro
que es vivir así.

 Por hambre
me hice ladrón,
si con ello pequé,
te pido perdón.

 Llorando de emoción
te ruego que mi ofensa espires,
pues mi alma esta dolida
por la falta cometida.

 ¡Oh! Santa Madre,
que será de mí,
en el caso que decidas
que no merezco ayuda de ti,

 pues soy hombre pobre
que pasa necesidad,
que teme al hambre
y a la soledad.

¡Ay, Madre!
Ayúdame a conseguir abrigo,
ya sea en la Tierra,
o en el cielo contigo.

DON QUIJANO O LA SACRA LOCURA

Hablas acicaladas entre bellos anhelos, mutan en nanas arias en mis tímpanos hinchiendo mi alma de beatos deseos, emborrachándome...