lunes, 21 de octubre de 2013

 FARODEVIGO 

Cultura urbana y discapacidad

Hefesto pretende aunar estos dos conceptos y dejar atrás la sobreprotección
18-09-2013 00:56

Hefesto es el nombre de un dios de la mitología griega con un problema de discapacidad motriz. Por ello, un nuevo programa para personas con algún tipo de discapacidad que llegará a Pontevedra en octubre, y que planea quedarse por mucho tiempo, lleva su nombre.

Se trata de un programa que girará en torno a la cultura urbana y dejará de lado la actitud paternalista hacia este colectivo. Hefesto 2013 tendrá una duración de dos meses en los que se llevarán a cabo cuatro acciones diferenciadas.

El breakdance será lo primero que se pueda experimentar en esta iniciativa. La actividad se desenvolverá el 18 de octubre en el Pazo da Cultura donde personas con discapacidad aprenderán a mover sus cuerpos al ritmo de este baile. Las plazas en esta propuesta serán dobles, para que alguien del entorno del participante conozca las técnicas y le pueda servir de apoyo en el futuro. La segunda de ellas está relacionada con el mundo de las motos y se realizará el 19 de octubre. Cerca de 20 moteros llevarán a un grupo de discapacitados desde el Mirador de Monte Porreiro hasta el centro de Pontevedra.

La tercera de las acciones estará relacionada con la música. Los participantes en el proyecto grabarán una canción a la vez que aprenden cómo realizar un video.

Hefesto 2013 finalizará el 3 de diciembre, día internacional de la discapacidad. La clausura se celebrará en el Teatro Principal, donde se podrá ver el resultado, en formato audiovisual, de las actividades llevadas a cabo por los participantes.

Todas las entidades colaboradoras han manifestado su entusiasmo por la iniciativa aunque se sienten que las actividades tengan un número de plazas limitadas, por lo que no todo el mundo podrá participar. Habrá un total de 60 plazas, 20 por cada una de las acciones.

DON QUIJANO O LA SACRA LOCURA

Hablas acicaladas entre bellos anhelos, mutan en nanas arias en mis tímpanos hinchiendo mi alma de beatos deseos, emborrachándome...