Ir al contenido principal


Poema poco serio, inspirado a partir de la canción de Joaquín Sabina “La Del Pirata Cojo.” Saludos al Maestro.

Un Napoleón conquistador del cielo.


¡Que le voy a hacer, si la vida me aburre,
y se empeña en no dejarme ser!

Habito en una burbuja de ilusión,
donde puedo vagar por los sueños,
mientras a través de una canción,
doy rienda suelta a mis desvaríos.

Un Napoleón conquistador del cielo,
Frisher ganándole a Dios al ajedrez,
La Virgen mirándome en estado de celo,
Yo ejerciendo de fiscal, abogado y juez.

Lobo de mar pescando en el ártico
navegando sobre un barco de papel  
el mar nadando en mis viejas venas,
mapa del tesoro tatuado en tu piel.

Banquero en la ruina, puta de cabaret,
médico sin recursos, verso de amor dolido,
torero insumiso en Las Ventas, por que no,
una manta suave, dando a tus piernas calor.

Poeta a la cola del paro, Mahoma encelado
de un Jesús apasionado, en la barra del bar,
Buda borracho de cerveza, hombre acabado,
una pequeña estrella buceando en alta mar.

Carambola en el casino, político en la chirona,
sacerdote en la cama, con una de todo a cien,
millonario en el desierto, sin nada que comer,
mi vida en tus manos, perdido en un santiamén.

¡Que le voy a hacer, si la vida me aburre,
y se empeña en no dejarme ser!

Habito en una burbuja de ilusión,
y soñar está visto con buenos ojos
para todo aquel que obra de corazón
tocando los corazones se hasta sonrojarlos.

Picasso en pijama,  jeque árabe enamorado,
policía en el cine, escritor de novelas rosas,
donde pierden los guapos, ganan las feas,
todos condenados en juego del ahorcado.

Tarzán entre Dianas, muscultios de mentira,
cazador de esperanzas, perdido en tus brazos,
besa mis labios, te acaricio con mis manos,
en las zonas prohibidas, que suenan a lírica.

Desnudos en la bañera, masaje en la espalda,
Don Juan en telenovela, asesino de tristezas,
defensor de los culpables de pecados mortales,
amante de la vida, futuro que siempre defrauda.

Soñador incansable, veraneo en la playa,
tú tirada en la toalla, sin ese sujetador,
te miro con malos ojos, soy conquistador,
sombra de tu alma, te pongo la medalla,

lo tuyo es darme amor. Cena de culpables,
velada prohibida, ocultos en tu habitación,
perfume de noche, que ha costado un riñón,
posturas imposibles, apaciguado soledades,

besos de la muerte, colgados de tu boca,
tumbas gemelas, en cementerios de horror,
nuestros cuerpos marchitos buscan calor,
mientras desean que se les pudra la ropa.

Almas condenadas, castigos de un amor,
te amo, tu no me amas, no tengo consolador,
dame fuerza, regálame garra, no tengo valor,
te beso y te acaricio, deseos al portador.

¡Que le voy a hacer, si la vida me aburre,
y se empeña en no dejarme ser!

José Sergio González Rodríguez.
23 de Octubre de 2013-
 

Entradas populares de este blog

LOS DIOSES AÑEJOS DE AYER

Se me han despintado los tonos de la firmeza entre ideales oxidados por el paso del tiempo, fui conquistado por una patria sin medianera, que enamoró mi alma deseosa de sentimiento.
Perdí entre las moradas de escombros rancios, los hilos que ataban mi esperanza a lo eterno, extravié mi fervor por los dioses añejos de ayer que de sumisión emperifollaron a mis ancestros.
Puse rumbo por los océanos de la incertidumbre, apremiando esa estela que nos heredan los sabios, descifré entre líneas la veracidad de sus parábolas, trocando toda mi ignorancia en un saber caudaloso.
Seguí los vientos que navegaban hacia el frío blanco, para ver si entre las profundidades de su rocoso hielo, hallaba un núcleo candente que alimentase la razón,
y dejándome cautivar por su maná, matase mi llanto.
José Sergio González Rodríguez.

DECREPITUD

La decrepitud viste de coraza
y cabalga hacia mi cada día
ansiando clavarme su lanza
hasta ahogarme en mi víspera.

La vida recela de mi dicha, mientras velo por mi amada, nuestra unión fue bendecida, sin llevar una carga pesada.
Yo la increpo adornando mi ira, mi mano la niega en bocanada, ¡Es que no acepta ser derrotada! Pues ese el final de toda victoria.
Por seguro en esta vida le sugiero no dar nada.

SE LLAMA VULVA

El idioma castellano es algo muy hermoso, como también lo es la anatomía humana en su conjunto. Ya he comentado en esta sección, durante un articulo que escribí en defensa del nudismo, que la maldad se encuentra en la mirada ajena. Todo el cuerpo, de pies a cabeza merece el máximo respeto y en ningún caso me parece motivo de vergüenza. Respecto al idioma, creo que todos y sobre todo el nuestro se encuentra plagado de palabras hermosas, muchas de las cuales se han dedicado al nombramiento de cada una de las partes del cuerpo; riñón, hígado, ojo... bueno creo que la lista es demasiado larga como para exponerla aquí. El problema es que cuando nos referimos a los órganos sexuales, nos encontramos con un montón de sinónimos absurdos y mal sonantes, con los que nos referimos a ellos, de manera constante; en lugar de Pene (Polla, Falo), en lugar de Testículos ( Huevos, Cojones...), todo esto en lo que al hombre se refiere, porque, cuando hablamos del sexo de la mujer, tampoco nos quedamos at…