domingo, 2 de febrero de 2014

EN DEFENSA DE LA LIBERTAD (Nudismo)

Desde hace mucho tiempo, vengo buscando la manera de practicar el nudismo, pues me parece una de las maneras más bellas y democráticas, de estar a bien con la naturaleza. Pero antes de nada quiero aclarar, para aquellos rezagados que no se informe debidamente, es que esta practica nada tiene que ver con la pornografía o el culto al cuerpo,
en mi más modesta impresión, es simplemente no avergonzarse del cuerpo que nos mantiene durante un tiempo, en esta vida que muchos amamos y algunos tenemos miedo a abandonar. Si alguien me preguntase cuales son las experiencias que me quedan por experimentar en mi vida, sin las cuales, me sentiría satisfecho, sería la de practicar el nudismo, al menos una vez. ¿Entonces, por qué no lo hago?, tengo varias razones y voy a tratar de exponerlas de una manera clara y sin pretender ofender a nadie:
  1. No conozco a nadie con quien me pueda relacionar, para llevar a cabo este tipo de actividad, desconozco los lugares de mi entorno, donde pueda llevar a cabo este objetivo. 
  2. Como tengo una discapacidad, necesito de la ayuda de terceras personas para desplazarme a sitios alejados de mi entorno. Y no conozco a nadie que practique esta filosofía de vida, con la que tenga confianza y me ayude a integrarme en ese hemoso mundo, que es el Nudismo.
  3. En la zona del mundo en la que vivo, los inviernos son muy largos y los veranos muy cortos, siempre hace frío o llueve, por lo que la meteorología, no se presta para nada a este tipo de actividades.
  4. Por supuesto, tengo pánico al que dirán, aquellos que me conocen, como también tengo miedo a que mi cuerpo me traicione al estar con otras personas sin ropa. No soy un depravado, pero el inconsciente, supongo que te puede jugar malas pasadas.
  5. Y por último, un cuerpo, con discapacidad, no es algo hermoso, que todo el mundo quiera tener cerca. Ya que vivimos en una sociedad, materialista y eugenésica, donde si no tienes el cuerpo que marca la moda, mejor que te escondas.
No creo que el nudismo, sea incompatible con ningún tipo de ideología política ni religiosa. Como evolucionista, soy amante de la primatología, esa familia a la que nosotros pertencemos, aunque muchos no quieran admitirlo y sigan erre que erre con el barro y demás. Yo creo que el cuerpo es algo, natural, bello, sea cual sea, y que negarse a exhibirlo o prohibir estas actividades a aquellas personas que desean llevarlas a cabo, incluso en lugares no específicos, es una muestra feaiente, de lo ignorantes que somos a día de hoy. 
Personalmente, estar desnudo, es algo que me encanta, y cada vez que me veo en el espejo, doy gracias por tener un cuerpo en el que vivir. Un cuerpo que es mío y sobre el que nadie más que yo debe tener potestad. 

En el libro que me encuentro escribiendo en la actualidad, que por cierto, es un cuento para niños, los personajes van desnudos, todo el tiempo. Y van así, porque son un grupo de antepasados, con mucho más pelaje que nosotros y por lo tanto, no tenían sentimiento de vergüenza. Pero, en el fondo, considero que aquellos primates, en ocasiones, eran mucho más humanos que nosotros, aunque supongo que esto es salirse del tema. Además si alguien me acusa de intentar darme publicidad con la excusa de este artículo, que nada tiene que ver con la evolución ¿o sí?, tampoco se lo voy a poder reprochar.
No quisera terminar este artículos, sin felicitar a todas las personas que defienden y practican el nudismo, pues me parece una de las actividades más naturales que se pueden llevar a cabo en el día de hoy, donde la naturaleza ha dejado paso a una vida digitalizada, que cada vez tiene menos interés.

DON QUIJANO O LA SACRA LOCURA

Hablas acicaladas entre bellos anhelos, mutan en nanas arias en mis tímpanos hinchiendo mi alma de beatos deseos, emborrachándome...