Ir al contenido principal

LA BELLA Y LA BESTIA


Segunda temporada de 'Bella y bestia'

No sé si me siento más aliviado o decepcionado porque ayer llegase el punto y final de la serie nacional "Cuéntame un cuento", centrado en esta última ocasión en una revisión adulta de "LA BELLA Y LA BESTIA." Digo aliviado, porque si el asunto durante mucho más, no sabría decir si no sería yo el que la abandonase por desinterés. Y decepcionado, porque ahora, visto en conjunta y haber reflexionado sobre ella, creo que quedan cuentos muy interesantes que darían mucho juego, siempre y cunado se adaptasen de una manera diestra. Claro; "Que nadie dijo que no vaya a rodarse una segunda temporada." 

Si hacemos caso a eso de que "Lo bueno se deja para el final", debo decir que el de ayer fue de los mejores cuentos, con una trama tan solvente como poco original, aunque, y todo hay que decirlo, la historia tuvo un par de giros bien colocados. De todos modos, creo que si la viésemos en el cine, no iba a pasar a la historia del género. Igual es que aquí faltaba alguna estrella que le diese un poco de jugo a la cosa. El tema de la belleza y la fama, es un tema demasiado recurrido, aunque claro, es verdad, que descubrir la pólvora televisiva a día de hoy, creo que ya no es posible, y en caso de que alguien lo haga, no será para una serie de nacionalidad Española.  En cualquier caso el conjunto de los trabajos, me hace llegar a la conclusión, de que en este país, todavía nos queda mucho que aprender a la hora de hacer este tipo de adaptaciones. La verdad es que por momentos llegué a tener interés aunque había otros que yo habría mejorado la cosa considerablemente, el tema romántico y como la sociedad ve a los "deformes", sería un tema mejor indicado para este tipo de cuento. Creo que a toda la serie le falta garra, verdadero suspense, una historia que te permita tener el corazón en un puño, además un poco de imaginación lo les vendría mal al equipo creativo.

"No creo que me enganche a una segunda temporada"

En definitiva, una serie para pasar el rato y olvidar, nada más terminar el episodio. Que pena, porque, y no me canso de insistir, la idea de adaptar cuentos infantiles, al mundo adulto, me parece muy interesante.



Entradas populares de este blog

LOS DIOSES AÑEJOS DE AYER

Se me han despintado los tonos de la firmeza entre ideales oxidados por el paso del tiempo, fui conquistado por una patria sin medianera, que enamoró mi alma deseosa de sentimiento.
Perdí entre las moradas de escombros rancios, los hilos que ataban mi esperanza a lo eterno, extravié mi fervor por los dioses añejos de ayer que de sumisión emperifollaron a mis ancestros.
Puse rumbo por los océanos de la incertidumbre, apremiando esa estela que nos heredan los sabios, descifré entre líneas la veracidad de sus parábolas, trocando toda mi ignorancia en un saber caudaloso.
Seguí los vientos que navegaban hacia el frío blanco, para ver si entre las profundidades de su rocoso hielo, hallaba un núcleo candente que alimentase la razón,
y dejándome cautivar por su maná, matase mi llanto.
José Sergio González Rodríguez.

DECREPITUD

La decrepitud viste de coraza
y cabalga hacia mi cada día
ansiando clavarme su lanza
hasta ahogarme en mi víspera.

La vida recela de mi dicha, mientras velo por mi amada, nuestra unión fue bendecida, sin llevar una carga pesada.
Yo la increpo adornando mi ira, mi mano la niega en bocanada, ¡Es que no acepta ser derrotada! Pues ese el final de toda victoria.
Por seguro en esta vida le sugiero no dar nada.

SE LLAMA VULVA

El idioma castellano es algo muy hermoso, como también lo es la anatomía humana en su conjunto. Ya he comentado en esta sección, durante un articulo que escribí en defensa del nudismo, que la maldad se encuentra en la mirada ajena. Todo el cuerpo, de pies a cabeza merece el máximo respeto y en ningún caso me parece motivo de vergüenza. Respecto al idioma, creo que todos y sobre todo el nuestro se encuentra plagado de palabras hermosas, muchas de las cuales se han dedicado al nombramiento de cada una de las partes del cuerpo; riñón, hígado, ojo... bueno creo que la lista es demasiado larga como para exponerla aquí. El problema es que cuando nos referimos a los órganos sexuales, nos encontramos con un montón de sinónimos absurdos y mal sonantes, con los que nos referimos a ellos, de manera constante; en lugar de Pene (Polla, Falo), en lugar de Testículos ( Huevos, Cojones...), todo esto en lo que al hombre se refiere, porque, cuando hablamos del sexo de la mujer, tampoco nos quedamos at…