Ir al contenido principal

EFECTO PODEMOS

Hoy me apetece hablar del efecto Podemos, en parte con la intención de dar a este blog un nuevo eje profesional como puede ser el de la crítica político-social que nos afecta a todos, de esta forma espero que mi página adquiera un mayor interés a los lectores, a los cuales aprovecho para mandarles un afectuoso abrazo.
La verdad es que escoger como diana Podemos, hoy día ya no es ninguna novedad y no es mi intención desvelar mis intenciones de voto en las siguientes elecciones, solamente deseo dar mi opinión, siempre subjetiva, nunca me canso de recordarlo de la importancia de este grupo, teniendo además en cuenta que sus iguales acaban de vencer en la desquiciada Grecia. Sí, desquiciada, harta de que ninguno de los partidos tradicionales se atreva a coger el toro por los cuernos y poner a cada cual en su sitio. Podemos, es el símbolo de la conciencia y el hastío, el apoyo que tienen es el resultado de la decepción que han causado los dos partidos mayoritarios a la hora de salvar a nuestro país de la miseria. Partidos llenos de corrupción que solamente parecen pensar en sí mismos, a sabiendas que la eterna alternancia les permitía pasarse por alto las de Dios y la Virgen, sabiendo que en el caso de escándalo, solamente tenían que recurrir a la frase "y tú más", para de esta forma protegerse de las críticas con forma de misil, que le iba lanzando el primer partido de la oposición y único rival, pues los demás carecían de medios y estrategias de peso, con los que hacerles frente. Hasta que surge podemos, fruto del cabreo ciudadano, un cabreo tan bien fundamentado, que vio en este grupo político, una manera de escapar de la desesperada realidad. Por que sí, creo sinceramente que PODEMOS, vende una utopía, un mundo ideal, pero que solamente es creíble en el universo de DRAGONES Y MAZMORRAS, obra de Gary Giygax y Dave Arnenson hizo durante años y me imagino que seguirá haciendo las delicias de los adolescentes de la familia. Pero es que la gente se encuentra tan desesperada que lo que necesita es creer en utopías, es igual que cuando uno va a morir, aunque sea un ser racional, que piense que el cielo es un cuento para niños, seguramente se irá más tranquilo de este mundo, si piensa que le espera otro en el más allá. 
En la política está pasando otro tanto de lo mismo, el pueblo necesita una fe a la que agarrarse en los momentos más duros, algo que le haga creer que otro mundo es posible, y eso es lo que nos está ofreciendo PODEMOS, con Pablo Iglesias como mesías de cabecera. De manera que si lo que deseamos es que la gente vuelva por la senda de la realidad, es necesario que los partidos tradicionales hagan una serie de cosas, que voy a dejar escritas a continuación como si fuesen mandamientos divinos: a) Pedir perdón sinceramente de todo el daño causado, de cada mentira, chanchullo y demás calamidades que pudieran haber cometido, para a continuación declarar los pecados conocidos y desconocidos que pudiesen haber cometido. b) Devolver lo el dinero robado o estafado, llamemos como le llamemos es lo de menos, con sus intereses, mandando a todos los culpables a la cárcel sin posibilidad de indulto. c) Dejar claro tanto, cual es el daño causado, como el verdadero coste que para los ciudadanos va a tener la recuperación, haciendo hincapié en que el coste de la crisis, deberá ser asumido por todos, pero según el nivel socio-económico de cada cual, de manera que los grandes acaudalados, sean los que más deban aportar, hasta el más pequeño, que sea el que menos… Eso sería lo que yo entiendo por justicia. Y en caso de que las multinacionales o ricos se nieguen, proceder al embargo judicial de todos sus bienes hasta consumar su parte proporcional de culpabilidad sobre la crisis, ha esto yo le llamo, solidario por cojones. Y que no se preocupen, que seguramente serán recompensados los primeros en el Reino de la Tierra, en cuanto haya una leve mejoría, por lo que no les harán esperar al de los cielos, para cobrar más de lo que merecen. Una vez que esto se lleve a cabo, podremos analizar otros sacrificios necesarios, para seguir solucionando los problemas.

Lo que está claro es que perdonando la corrupción, no hay posible solución… A no ser que Podemos...


Entradas populares de este blog

LOS DIOSES AÑEJOS DE AYER

Se me han despintado los tonos de la firmeza entre ideales oxidados por el paso del tiempo, fui conquistado por una patria sin medianera, que enamoró mi alma deseosa de sentimiento.
Perdí entre las moradas de escombros rancios, los hilos que ataban mi esperanza a lo eterno, extravié mi fervor por los dioses añejos de ayer que de sumisión emperifollaron a mis ancestros.
Puse rumbo por los océanos de la incertidumbre, apremiando esa estela que nos heredan los sabios, descifré entre líneas la veracidad de sus parábolas, trocando toda mi ignorancia en un saber caudaloso.
Seguí los vientos que navegaban hacia el frío blanco, para ver si entre las profundidades de su rocoso hielo, hallaba un núcleo candente que alimentase la razón,
y dejándome cautivar por su maná, matase mi llanto.
José Sergio González Rodríguez.

DECREPITUD

La decrepitud viste de coraza
y cabalga hacia mi cada día
ansiando clavarme su lanza
hasta ahogarme en mi víspera.

La vida recela de mi dicha, mientras velo por mi amada, nuestra unión fue bendecida, sin llevar una carga pesada.
Yo la increpo adornando mi ira, mi mano la niega en bocanada, ¡Es que no acepta ser derrotada! Pues ese el final de toda victoria.
Por seguro en esta vida le sugiero no dar nada.

SE LLAMA VULVA

El idioma castellano es algo muy hermoso, como también lo es la anatomía humana en su conjunto. Ya he comentado en esta sección, durante un articulo que escribí en defensa del nudismo, que la maldad se encuentra en la mirada ajena. Todo el cuerpo, de pies a cabeza merece el máximo respeto y en ningún caso me parece motivo de vergüenza. Respecto al idioma, creo que todos y sobre todo el nuestro se encuentra plagado de palabras hermosas, muchas de las cuales se han dedicado al nombramiento de cada una de las partes del cuerpo; riñón, hígado, ojo... bueno creo que la lista es demasiado larga como para exponerla aquí. El problema es que cuando nos referimos a los órganos sexuales, nos encontramos con un montón de sinónimos absurdos y mal sonantes, con los que nos referimos a ellos, de manera constante; en lugar de Pene (Polla, Falo), en lugar de Testículos ( Huevos, Cojones...), todo esto en lo que al hombre se refiere, porque, cuando hablamos del sexo de la mujer, tampoco nos quedamos at…