jueves, 1 de enero de 2015

Nuevo Año

Al contrario de muchas personas, yo esta noche pasada no he salido, ha consumir de una manera obsesiva, porque lo mande la tradición; supongo que he escogido pertenecer al grupo de los que se quedan es casa, a dormir, que me parece lo mejor para la salud. Por el contrario, mientras esta mañana mucha gente, pasaba las horas en la cama, puede que más de uno, las de la tarde también, yo aposté por pasar el día en la ciudad.

Bajé tarde, casi a las hora de comer, tomé una pizza, algo que tengo por costumbre hacer todos los primeros de año y luego me he ido al cine, para de este modo empezar el año haciendo aquellas cosas que más me gustan, al menos algunas. 

Además quiero completar la jornada escribiendo este artículo, para que, de esta manera, pueda acumular el mayor, número de pasiones en un sólo día. Después de todo, o al menos en parte, en eso consiste la vida, en aprovechar cada instante como si fuese el último, haciendo todo aquello que te apetezca llevarte de esta vida, con la única norma de respetar al prójimo en todo momento.

¡FELIZ AÑO 2015 A TODOS!  

DON QUIJANO O LA SACRA LOCURA

Hablas acicaladas entre bellos anhelos, mutan en nanas arias en mis tímpanos hinchiendo mi alma de beatos deseos, emborrachándome...