martes, 3 de noviembre de 2015

CELEBRACÍON DEL SAMHAIN 2015

 

 

FIESTA HALLOWEEN AMENCER



Por

José Sergio González Rodríguez

El viernes 30 de octubre, en las instalaciones de centro de día Amencer-Aspace, con sede en Pontevedra, celebramos nuestra particular fiesta de Samhain, una actividad que hemos ido realizando desde hace ya varios años, y que con el paso del tiempo se ha ido convirtiendo en uno de nuestros clásicos.


Samhain fue una fiesta que con el tiempo se rebautizó como Hallowen, y se celebra, como es sabido por todos, la noche antes del día de difuntos. Se trata de una fiesta pagana de origen celta. Su nombre original era “Sow-in”, que significaba (Fin del verano) y se celebraba al finalizar el verano, después de recoger las cosechas y como indicativo del comienzo del nuevo año celta.” “Durante esta noche se creía que los muertos caminaban entre los vivos y que se podía caminar entre ellos. (revista: Muy Interesante).


Cuando la Iglesia Católica conquista los pueblos Celtas, trata de eliminar todas las fiestas dedicadas al “Diablo”, sin embargo el Samhain no desaparece y  acaba dando lugar el “Día de Todos los Santos”, que los católicos destinan a visitar los cementerios como un ritual dedicado recordar a sus seres ya fallecidos. (El rincón del Vago).


En los últimos años España también se ha sumado a la moda de celebrar Halloween, y nosotros, que nos solemos apuntar a un bombardeo si hace falta, no queremos ser menos…de manera, que una vez más, nada más llegar al Centro de Día, descubrimos gratamente, que era día de fiesta. El centro estaba decorado de manera gótica, con música siniestra que invitaba a pasarlo de miedo. 


Lo primero que tuvimos fue una sesión de maquillaje, en la que fuimos pasando por las manos de Lidia y Estela, que hicieron de maquilladoras por un día. Frías manos decoraban nuestros rostros, para a continuación darnos una vuelta por el centro, con la intención de asustarnos. “Nunca lo consiguen.”


Después, como toda fiesta que se precie, disfrutamos de una buena sesión de postres, realizados por usuarios y personal del centro. Tartas, bollos, bebidas varias y santo café, (que no falte), para una celebración que ya forma parte de nuestro grato recuerdo. Por lo que esperamos volver a repetirla numerosas veces en el futuro.
 

DON QUIJANO O LA SACRA LOCURA

Hablas acicaladas entre bellos anhelos, mutan en nanas arias en mis tímpanos hinchiendo mi alma de beatos deseos, emborrachándome...