Ir al contenido principal

EL GRAN ESPECTÁCULO ELECTORAL


Se acercan las fechas navideñas, reinas del consumo masivo, las sorpresas y la reuniones familiares. Una época de excesos y comilonas varias. Y como no, alguna cadena, entre los diferentes programas navideños, nos deleitará otra vez con la obras maestra "¡Qué Bello es Vivir!" Obra maestra del cine clásico, que vuelve a tener como en el caso de JUAN NADIE, a Frank Capra, detrás de la cámara. Yo vi la cinta por primera vez hace ya unos cuantos años en el programa de TVE, ¡QUÉ GRANDE ES EL CINE!, Que dirigía y presentaba José Luis Garci. Que cada semana nos comentaba un clásico del cine en compañía de sus expertos amigos, como puede ser el fallecido Juan Miguel Lamet, Antonio Jiménez Rico, Juan Cobos... y así hasta un largo etc.

También es una época en la que los hogares y las ciudades se decoran con luces de colores, "Mientras FENOSA se frota las manos", y la gente se disfraza de Papá Noel para deleite de los más benjamines de las familias. Pero además de todo esto, repetitivo y cansino año tras año, esta vez vamos a contar en los días previos con el Gran Espectáculo Electoral. Sí este año los Reyes Magos de Oriente, decidirán a quien le entregan la Moncloa por cuatro años. Y esto hace que estas navidades, en comunión con la parafernalia festiva, también se nos una el jolgorio político.


Teatrillos donde los políticos se dedican a vender sueños, promesas que en muchos casos, todos sabemos que son más fantasiosas que el Evangelio, pero que todos necesitamos oír, para seguir doermitando o deambulando como marionetas en burbujas de felicidad ponposa. "Yo prometo...", "Si gobierno...", "Si lo hace otro...". Hace mucho tiempo que este tipo de oratorias no tiene ningún efecto balsámico sobre mi persona. Estas afirmaciones son "dichos sin color", pues van dedicados a Peperos, defensores de la Rosa, anaranjados o Pudientes... va dirigido, en definitiva "A Todo Dios". Y a todos ellos, también les digo lo siguiente:

Estimados amigos políticos:

Soy una persona que disfruta informándose, que sigue la política a través de los diferentes medios de comunicación, de diferentes colores y estereotipos y que contrasta las informaciones. También soy un observador que analiza al ciudadano de a pie,  con sus quejas y alabanzas, pero sobre todo soy una persona que se instruye, y llega a sus diferentes conclusiones tras análisis y meditaciones. Analizo las Leyes polémicas y no polémicas y las opiniones de la respectiva oposición, con argumentos, con pruebas, todo lo más contrastado posible. "Ydesde aquí puedo anunciar, que no me caso por completo con nadie que no sea mi conciencia" y Sobre todo que juzgo sobre el pasado reciente, en todos los aspectos, en todos los casos, en las acciones y reacciones de políticos diversos, del pueblo y sobre todo de mi "Yo" más personal. Por lo que mi voto no lo va a decidir un mitin, una entrevista o un debate preparado y pactado de antemano. Si no un análisis que viene precedido por mi afición a la filosofía y al uso de la Razón. Quien busca del bien común y de aquello que me parece esencial, para que todo ser humano, alcance una plenitud personal plena. Y podamos habitar una sociedad pacífica en la que todos podamos desarrollarnos como personas, sin tener que dañar al prójimo. Y como individuo que soy,  estoy motivado por mi bien estar personal, pues es normal que todos queramos mirar por nuestras geta, que al fin y al cabo es lo que realmente nos importa a todos, aunque algunos no quieran reconocerlo.


De manera que no me hablen de "Defender Colores.", No me vengan con eso de " O yo o el caos." Porque una de las conclusiones a las que llegué hace tiempo es que: "En este mundo no hay nadie imprescindible." Y el que desee mi apoyo, va a tener que obrar cada día de manera honesta y conforme a los valores que dice defender, no tratar de venderme una moto cada cuatro años, con el objetivo de alcanzar la cima que se propone y satisfacer únicamente a su propio ego. " Si no me das señales de credulidad en todo momento y si me niegas tu apoyo cuando lo necesito, no me vengas luego a tratar de vender castillos en el aire, pues para ti, mi puerta siempre va a estar cerrada.

Entradas populares de este blog

LOS DIOSES AÑEJOS DE AYER

Se me han despintado los tonos de la firmeza entre ideales oxidados por el paso del tiempo, fui conquistado por una patria sin medianera, que enamoró mi alma deseosa de sentimiento.
Perdí entre las moradas de escombros rancios, los hilos que ataban mi esperanza a lo eterno, extravié mi fervor por los dioses añejos de ayer que de sumisión emperifollaron a mis ancestros.
Puse rumbo por los océanos de la incertidumbre, apremiando esa estela que nos heredan los sabios, descifré entre líneas la veracidad de sus parábolas, trocando toda mi ignorancia en un saber caudaloso.
Seguí los vientos que navegaban hacia el frío blanco, para ver si entre las profundidades de su rocoso hielo, hallaba un núcleo candente que alimentase la razón,
y dejándome cautivar por su maná, matase mi llanto.
José Sergio González Rodríguez.

DECREPITUD

La decrepitud viste de coraza
y cabalga hacia mi cada día
ansiando clavarme su lanza
hasta ahogarme en mi víspera.

La vida recela de mi dicha, mientras velo por mi amada, nuestra unión fue bendecida, sin llevar una carga pesada.
Yo la increpo adornando mi ira, mi mano la niega en bocanada, ¡Es que no acepta ser derrotada! Pues ese el final de toda victoria.
Por seguro en esta vida le sugiero no dar nada.

SE LLAMA VULVA

El idioma castellano es algo muy hermoso, como también lo es la anatomía humana en su conjunto. Ya he comentado en esta sección, durante un articulo que escribí en defensa del nudismo, que la maldad se encuentra en la mirada ajena. Todo el cuerpo, de pies a cabeza merece el máximo respeto y en ningún caso me parece motivo de vergüenza. Respecto al idioma, creo que todos y sobre todo el nuestro se encuentra plagado de palabras hermosas, muchas de las cuales se han dedicado al nombramiento de cada una de las partes del cuerpo; riñón, hígado, ojo... bueno creo que la lista es demasiado larga como para exponerla aquí. El problema es que cuando nos referimos a los órganos sexuales, nos encontramos con un montón de sinónimos absurdos y mal sonantes, con los que nos referimos a ellos, de manera constante; en lugar de Pene (Polla, Falo), en lugar de Testículos ( Huevos, Cojones...), todo esto en lo que al hombre se refiere, porque, cuando hablamos del sexo de la mujer, tampoco nos quedamos at…