lunes, 21 de diciembre de 2015

FUTURO INCIERTO PARA LOS ESPAÑOLES

Es posible que en el día de ayer, 20 de diciembre, ganase la democracia en España, pero considero que también lo hizo el caos. Lo que ayer nos dejaron claro las urnas es que nuestra Nación navegará en los próximos tiempos por mares de incertidumbres, debido a que los españoles, no han llegado a un acuerdo mínimamente aceptable sobre quien nos debe gobernar durante los próximos cuatro años.


Imagen tomada de LA VOZ DE GALICIA.

Si bien es cierto que el partido más votado es el PP, también lo es, que no cuenta con los sufragios necesarios para hacerlo en mayoría, por lo que va a tener que pactar. Pero pactar ¿Con quién?, en realidad no hay ningún partido con escaños suficientes que tengan una ideología similar o que esté dispuesto a colaborar, al menos en un principio. ¿Y esto a que se debe?, en mi opinión es muy sencillo: Durante los últimos cuatro años, el PP se ha dedicado a gobernar por decreto y sin contar con el consenso, apoyado en su mayoría absoluta. Lo que le ha acarreado enemigos por todas las esquinas, hasta el punto de que todos los partidos de la oposición llegaron a tener en su agenda como principal objetivo, terminar con los dirigentes Populares.

En otras circunstancias, en otros tiempos, tras un debacle semejante, lo normal es que el PSOE, alcanzase la Moncloa, pero esta vez no ha sido así. Fuerzas emergentes han debutado con una fuerza extraordinaria dispuestos a romper el equilibrio. Y ¿Qué pasa cuando se rompe el equilibrio?, pues que reina el caos. Y ante eso nos encontramos, un horizonte caótico, que llega para poner a prueba nuestras capacidades democráticas. Una de las frases celebres de Rajoy de esta legislatura es la de "O el PP o el caos". Pues bien, señor Rajoy, el caos a ganado, o como mínimo empatado el partido. De manera que a partir de ahora la liga política se va empezar a jugar de una manera diferente, donde será necesario llegar al consenso entre ideologías muy dispares. ¿Serán los políticos de nuestro país, capaces de asumir semejante reto?, eso es algo que vamos a poder comprobar en las siguentes semanas.  

DON QUIJANO O LA SACRA LOCURA

Hablas acicaladas entre bellos anhelos, mutan en nanas arias en mis tímpanos hinchiendo mi alma de beatos deseos, emborrachándome...