viernes, 22 de abril de 2016

EL REFLEJO DORADO




Antes de nada debo reconocer que no soy un entendido en novelas de ciencia-ficción, por ello reconozco que cuando J.J.M.Veiga me habló de su segunda novela "El Reflejo Dorado" a través de la editorial Sankara, y de que se trataba de una aventura de este género, al principio surgió desde lo más hondo de mi corazón una cierta sensación de poso, que me decía que me iba costar leerla. Pasaban los días, y yo me dedicaba a leer otras cosas. Cuando finalmente me decidí a penetrar en los entresijos de sus páginas, me topé con una grata sorpresa.

EL REFLEJO DORADO (2016) es una verdadera joya literaria esperando a ser descubierta por el gran público, donde tras un viaje entre universos paralelos, nos adentramos en la vida de un extraño planeta, con unos seres diferentes, extraños y cargados de misterios. Todo con la excusa de buscar un anillo que devuelva a casa a nuestro protagonista. Pero, además, tras esta aventura que puede parecer muy gastada, recibe en estas páginas un enfoque nuevo y fresco, que invita a descubrir sus páginas una tras otra. Pero, en realidad hay mucho más, sus diálogos son paridos por la mente de un ingenioso maestro de la pluma, hace que este libro una virtuosa prosa poética. De todos modos, por encima de todo esto y como le comenté al autor, el otro día, mientras disfrutábamos de unos refrigerios nocturnos... lo que más me apasionó, fue su trasfondo ético-filosófico. Es aquí, donde según mi más modesta opinión, la obra, alcanza sus más grandes dones de grandeza. Porque EL REFLEJO DORADO es un libro que nos hace meditar, sobre la naturaleza humana, con sus virtudes así como sus pecados, por ello es también un texto abierto al debate, una discusión lúcida, digna de las más altas alcurnias literarias.


DON QUIJANO O LA SACRA LOCURA

Hablas acicaladas entre bellos anhelos, mutan en nanas arias en mis tímpanos hinchiendo mi alma de beatos deseos, emborrachándome...