domingo, 30 de octubre de 2016

ADAPTACIÓN PERSONAL DEL PADRE NUESTRO

PADRE MÍO
Padre Mío, que habitas en los Cielos. Glorificado mil veces, sea tu Santo Nombre, acuda a nosotros tu Reino de Paz y Amor eterno. Hágase tu santa voluntad, tanto en la Tierra como en el Cielo Eterno.
  Repártenos hoy el Pan Nuestro de Vida y perdona nuestros agravios, así como nosotros hacemos la vista gorda a todos aquellos que tratan  de herirnos de múltiples maneras.

 No dejes que me caiga en la Tentación perpetrada por Satanás, pues ésta solamente conduce a la perdición del hombre, y en nombre, de tu Santa Voluntad, líbranos de todos los males que nosotros mismos causamos… AMEN.
(Adaptación de la famosa oración cristiana como parte de mi nuevo proyecto teatral, LA REDENCIÓN DE MELCHOR).