domingo, 30 de octubre de 2016

ADAPTACIÓN PERSONAL DEL PADRE NUESTRO

PADRE MÍO
Padre Mío, que habitas en los Cielos. Glorificado mil veces, sea tu Santo Nombre, acuda a nosotros tu Reino de Paz y Amor eterno. Hágase tu santa voluntad, tanto en la Tierra como en el Cielo Eterno.
  Repártenos hoy el Pan Nuestro de Vida y perdona nuestros agravios, así como nosotros hacemos la vista gorda a todos aquellos que tratan  de herirnos de múltiples maneras.

 No dejes que me caiga en la Tentación perpetrada por Satanás, pues ésta solamente conduce a la perdición del hombre, y en nombre, de tu Santa Voluntad, líbranos de todos los males que nosotros mismos causamos… AMEN.
(Adaptación de la famosa oración cristiana como parte de mi nuevo proyecto teatral, LA REDENCIÓN DE MELCHOR).

DON QUIJANO O LA SACRA LOCURA

Hablas acicaladas entre bellos anhelos, mutan en nanas arias en mis tímpanos hinchiendo mi alma de beatos deseos, emborrachándome...