lunes, 15 de mayo de 2017

DECREPITUD

La decrepitud viste de coraza
y cabalga hacia mi cada día
ansiando clavarme su lanza
hasta ahogarme en mi víspera.


La vida recela de mi dicha,
mientras velo por mi amada,
nuestra unión fue bendecida,
sin llevar una carga pesada.

Yo la increpo adornando mi ira,
mi mano la niega en bocanada,
¡Es que no acepta ser derrotada!
Pues ese el final de toda victoria.

Por seguro en esta vida
le sugiero no dar nada.

DON QUIJANO O LA SACRA LOCURA

Hablas acicaladas entre bellos anhelos, mutan en nanas arias en mis tímpanos hinchiendo mi alma de beatos deseos, emborrachándome...